Industria gastará 2,6 millones en informar sobre la reantenización

Un millón de edificios tendrán que adaptar su equipo de recepción.

Los edificios suelen contar con amplificadores monocanal, que deberá ser sustituidos. ÁNGEL MANSO

……………………………………………………………………………………………………………………………

 

Antes del 1 de enero del 2014, las frecuencias que actualmente utilizan las cadenas de televisión para emitir deberán ser cedidas a las operadoras de telefonía móvil para los dispositivos 4G de nueva generación. Para ello, los canales de televisión deberán migrar a otro lugar del espectro, lo que obligará a los ciudadanos a resintonizar otra vez todos los televisores y a muchos a modificar nuevamente sus antenas.
 
Para informar a los ciudadanos de todo este proceso, el ministerio de Industria lanzará un plan de comunicación que ha sido tasado en 2,6 millones de euros como presupuesto máximo, según consta en la convocatoria pública de proyectos del departamento que dirige José Manuel Soria.
 
El plan sacado a concurso tendrá una duración de cuatro meses y su objetivo será informar a los usuarios de los cambios que serán precisos para seguir captando la señal de televisión. Para un buen número de ciudadanos bastará con buscar de nuevo las sintonías en su aparato, pero más de un millón de edificios de toda España deberán, además, modificar los amplificadores de las antenas, lo que tendrá un coste medio de entre 300 y 500 euros por comunidad de vecinos.
 
La operación de cambio de frecuencias tenía inicialmente un coste estimado por el ministerio de Industria de 900 millones de euros, pero un acuerdo alcanzado a finales de agosto con las televisiones comerciales españolas, que permitirá mantener todos los canales que existen actualmente, ha conseguido rebajar en 600 millones ese gasto. La operación tendrá así un importe total de 300 millones, el de la actualización de los equipos de recepción que lo precisen, y estos no serán asumidos por el Gobierno, por lo que tendrán que ser sufragados por los ciudadanos.
 
El anterior Ejecutivo había asegurado que el Estado asumiría el gasto del nuevo dividendo digital, pero la actual situación financiera ha puesto fin a esta posibilidad.
 
Según explican los especialistas, no tendrán que modificarse aquellos equipos de recepción que estén dotados con amplificadores multibanda, que son mayoritarios en las casas individuales pero escasos en los edificios. Ocho de cada diez viviendas comunitarias suelen contar en sus antenas con amplificadores monocanal, que sí deberán sustituirse para poder sintonizar las nuevas frecuencias a partir del 2014.
 
Más información
 
Ocho de cada diez edificios deberán modificar sus antenas
 
Los usuarios pagarán el coste de la nueva antenización de TDT
 

 

Los comentarios están cerrados.